Skip to content

Cómo conquistar a una mujer casada y con hijos


A todos nos ha ocurrido alguna vez sentir esa cosquillita que transmite todo lo prohibido, cuando, por ejemplo, deseamos tener “algo” con una mujer que, teniendo esposo e hijos… nos mira de un modo tan especial.

Si estás pasando por algo así, con estos tips podrás acceder a tu deseo de saber cómo conquistar a una mujer casada, de modo que puedas llegar a su corazón, lo antes posible.

Sin culpas ni remordimientos avanza en su búsqueda, ella será quien decida si aceptar o no esta relación que, nadie lo puede saber, quizás sea tanto para ti como para ella, un gran e inolvidable amor. Quédate aquí y enciende tu esperanza, ¡que la más hermosa aventura te espera!

Cómo enamorar y atraer a una mujer casada


Tal vez esta atractiva señora sea una vecina, o la mamá de un compañerito de tu hijo… o alguien que conociste en una reunión. Lo cierto es que, quedaste muy enganchado con su forma de hablarte, mirarte… y con ese aire sensual, que a todos los hombres nos cautiva y no podemos dejar pasar.

como enamorar y conquistar a una mujer casada y que tiene hijos con otro

Prepárate a seducir a una mujer casada que ya tienes en la mira. Aquí te dejo las herramientas básicas. La mano de obra y habilidad corren por tu exclusiva cuenta. Entonces… ¿para qué seguir esperando?

1. Asegúrate que le gustas para llegarle

como seducir a una mujer casada

Si quieres saber cómo enamorar a una mujer que ya está en una relación, debes saber que una combinación de profundas miradas sostenidas, puede llegar a ser el primer “envión” para animarte a sonreírle y a hablarle acerca de cómo está el tiempo.

Sus actitudes gestuales y su manera de demostrar, en parte, algo más de su verdadera personalidad, puede llegar a ser de interés para ti, que aún no sabes ciertamente, si lograste flecharla.

2. Anímate a seducirla con palabras, sé romántico

como llegarle a una mujer casada

Olvídate por un momento que ella está en pareja y que tiene criaturas.

Si en una charla informal le acercas algunas palabras amorosas, no empalagosas, que hablen de su magnetismo o de su personalidad impactante y de su belleza especial, caerá en tus redes automáticamente.

No olvides que está pasado de moda adular a una mujer y ellas son sensibles y románticas por esencia. ¡No pierdas esa mágica oportunidad de verla sonreír con agrado! (Leer: De qué hablarle a una mujer)

3. Proponte limitar tus impulsos

como atraer a una mujer casada

Ante todo, no debes creer que, porque ella te ha mirado en forma sugerente, con un saludo tuyo, se volcará a tus brazos sin importarle otra cosa que no seas tú mismo.

La mujer unida en matrimonio y mucho más si tiene niños, será muy estratégica en sus acciones, recuerda insinuarle sin acoso, ya que no cuenta con plena libertad y te puede rechazar sin más.

4. Caracteriza sus deseos

como ligar a una mujer casada

Si bien no es fácil, al principio, averiguar cuáles son los deseos escondidos que tiene esta chica con respecto a ti, no es para nada imposible.

Con unas charlas informales podrás darte cuenta si está buscando sexo casual contigo, porque le atraes, o si está interesada en cambiar de pareja y quiere tener un hombre a su lado que le ofrezca más cariño, protección o solvencia.

5. Pregúntate a ti mismo cuál es tu objetivo

como engreir a una mujer casada y que tiene hijos

Antes de lanzarte a querer ligar a esa señora, indaga sobre tus pretensiones para con ella. Puede suceder que tu idea inicial sea conseguir una aventura de tipo sexual, simplemente.

El tema se complicaría si además de gustarte, te enamoraras perdidamente de ella y quisieras jugarte a todo o nada, considerándote su amante oficial o haciéndote cargo de ella como pareja, incluyendo a sus hijos.

6. Cómo tratar a una mujer casada sin involucrar a sus hijos

Debes tratar de encontrar esa empatía necesaria que necesita toda relación, pero en lo posible, sin incluir a sus niños en este intento, ya que, si bien muchos hombres solemos apelar a estos recursos de querer “ganar” primero a los hijos.

llamar su atencion mediante mensajes y whastapp

Te confieso que esto te traerá muchos contratiempos, porque los niños, en su inocencia, pueden complicar las cosas, comentándole a su padre que mamá tiene un buen amigo que les cae bien.

7. Investiga cuáles son las fallas de su matrimonio

descubre por que razon su matrimonio esta fallando

Es sumamente necesario que dentro de las charlas que puedas tener con esa mujer, investigues sutilmente las falencias que tiene con su pareja, para saber a qué atenerte.

Si ella misma te cuenta sus conflictos, mucho mejor, porque así estarás preparado para saber cuáles son sus aspiraciones con respecto a la relación que pueda llegar a tener contigo.

8. Sé precavido a la hora de cortejarla

como cortejar a una mujer casada

Aunque ella te demuestre sentirse bien a tu lado y conversar con mucha fluidez sobre sus cosas, no olvides que es una mujer comprometida que tiene a cargo un hogar, un esposo y niños que criar.

No te abalances sobre ella como si estuvieras haciéndolo con una chica soltera. Cuida tus palabras, tus actitudes y educación y no des pasos en falso, ella se sentirá vapuleada si la presionas. (Leer: Cómo declararse a una mujer de forma romántica)

9. Considera su posible desconfianza

ten en cuenta que podria desconfiar en ti

Una mujer que vive con su pareja y sus pequeños, así haya puesto sus ojitos sobre ti y te haya susurrado palabras con voz melosa, no siempre está dispuesta a perder su matrimonio por un encandilamiento.

Ella pensará mucho en ti, pero desconfiará, se sentirá confundida, no olvides que, siempre estarán compitiendo en sus pensamientos, su pareja y su prole, de manera particular.

10. Disfruta esa posible relación

como ganarme a una mujer casada

Logres el amor o no de esa mujer con hogar e hijos, más allá de si llegan a un vínculo estable, como amantes o algo más aún, no dejes de pensar que todo puede ser efímero en estos casos.

Si te repites a diario, me gusta una mujer casada, proponte divertirte con ella, sin lastimarla y disfruta divirtiéndote con todas las ganas. No dejará de ser un logro afectivo y sexual en la medida que se valoren mutuamente.

Y como corolario, te animo a que sepas separar la paja del trigo si te complica la existencia esa relación, después de establecida. Con todos estos consejos y sugerencias vas bien dispuesto a la batalla.

La vida te lleva a estas situaciones constantemente, te lo digo como hombre que lo ha vivido, pero te aseguro que bien vale la pena, no quedarse con las ganas de hacer feliz a tu corazón, cuando te lo está pidiendo a gritos.

Otros artículos: